Las campañas
Al Paraguay
A la Banda Oriental
Al Alto Perú
Bibliografía

 

Campaña militar

A la Banda Oriental

La ciudad de Montevideo, con el ex-virrey Francisco Javier Elío como gobernador, fue el centro de la resistencia española en el Plata. En cuanto a las demás villas y la campaña de la Banda Oriental respondieron en seguida a la Junta; pero ésta, abarcando el peligro, resolvió proceder militarmente, ya que la misión conciliadora de Juan José Paso había fracasado.

En apoyo a este propósito, apareció una personalidad que, respondiendo al sentir de los pueblos, se convertiría pronto en su caudillo y alcanzaría una gravitación capital en la política rioplatense. Se trataba de José Gervasio Artigas, nativo de Montevideo, quien pronto, con ayuda de Buenos Aires, iniciaría la lucha contra los españoles.

Martín Rodríguez fue enviado desde un principio a la costa del Uruguay con órdenes de fomentar la revolución. En febrero de 1811, Artigas ofreció su cooperación a Buenos Aires, desde donde se le enviaron auxilios de armas, dinero y también se le otorgó el grado de comandante.

Varios caudillos orientales produjeron levantamientos, hasta dominar toda la campaña oriental. La Junta de Buenos Aires, a fin de coordinar esas fuerzas, ordenó a Manuel Belgrano abandonar el Paraguay y trasladarse con sus tropas hacia la Banda Oriental. El  9 de abril de 1811 llegó a Concepción del Uruguay con un refuerzo de 860 hombres. Enseguida, le envió a un oficio a José Artigas en el que lo nombró Segundo Jefe del Ejército Auxiliador del Norte. Unos días antes, la vanguardia patriota, al mando de Miguel Soler, se apoderaba del pueblo de Soriano, derrotando a los españoles que allí estaban resistiendo.

Belgrano llegó a Mercedes a mediados de abril, en donde consiguió reunir unos 3.000 hombres. Enseguida organizó metódicamente las operaciones: Manuel Artigas insurreccionaría el Norte de la Banda Oriental, José Artigas con 500 hombres operaría el centro y Venancio Benavídez, con otros 800 se dirigiría a Colonia. Pero el objetivo esencial era el ataque a Montevideo.

Benavídez, después de vencer a los españoles en San José (25 de abril de 1811), tomaba la Colonia, replegándose su guarnición a Montevideo. Y aunque Manuel Artigas ocupó una vasta zona, la acción fundamental la realizó José Artigas el 18 de mayo en las Piedras, siendo ya segundo al mando por decisión de la Junta de Buenos Aires.

En esta operación, intervinieron también patricios y pardos de Buenos Aires y 600 soldados de caballería orientales; en cuanto a las realistas, al mando del capitán de fragata José de Posadas, sumaban más de 1200 hombres bien preparados. El jefe español tomó la ofensiva, pero José Artigas, con una serie de maniobras lo rodeó y después de cinco horas de lucha, consiguió un triunfo decisivo tomándole más de 500 prisioneros.

La victoria de Las Piedras abrió paso al sitio de Montevideo, que se inició el 1 de junio de 1811. El ejército patriota dejó de estar al mando de Belgrano y pasó a las órdenes de Rondeau. Luego de un largo sitio y de incesantes combates, el 23 de junio de 1814 se produjo la rendición de la plaza de Montevideo y el Río de la Plata quedó libre de  enemigos de la Revolución.

José Gervasio Artigas, general de los pueblos libres

Josť Gervasio Artigas José Gervasio Artigas nació el 19 de junio de 1764, hijo de Martín José Artigas y Francisca Antonia Arnal. Su abuelo, Juan Antonio Artigas, había sido uno de los primeros pobladores de la ciudad de Montevideo.
Artigas se había desempeñado como soldado y luego como capitán del Cuerpo de Blandengues de la Frontera a las órdenes de su majestad española, teniendo una destacada actuación durante las invasiones inglesas al Río de la Plata.
Recibió una instrucción rudimentaria en el Colegio Franciscano y durante su juventud se ocupó de faenas rurales.
En marzo de 1797 ingresó al Cuerpo de Blandengues de la Frontera, unidad militar cuyas funciones eran, en lo principal, funciones de policía y vigilancia.
Durante 1806 y 1807 combatió contra los ingleses. En septiembre de 1810, recibió el mando de una compañía veterana de Blandengues de la Frontera. En febrero de 1811, cruzó el Río Uruguay rumbo a Buenos Aires para ofrecer su espada a la Junta de Buenos Aires, ofrecimiento que fue valorado por Mariano Moreno y aceptado por los miembros de la Junta. Artigas tuvo el encargo de preparar, desde la fronteriza provincia de Entre Ríos, el levantamiento de la Banda Oriental, utilizando sus relaciones y prestigio en el lugar. Su presencia determinó una agudización del sentimiento insurreccional, puesto de manifiesto por la incorporación de hombres a las armas. La Banda Oriental, pronto se halló bajo el control de los patriotas.
Incorporado al ejército patriota y estando en Paysandú, se dirigió a Mercedes, donde fue nombrado Segundo Jefe del Ejército Auxiliador del Norte. En esa oportunidad, le escribió al General Manuel Belgrano:

 
Excelentísimo Señor:
He recibido el oficio que con fecha de ayer me dirige usted en el que se digna nombrarme Segundo Jefe del Ejército Auxiliador del Norte, por cuyo distinguido obsequio tributo a usted las más humildes demostraciones de gratitud y respeto.
La disciplina y ejercicios militares que me recomienda, empezarán desde mañana; pues hasta hoy que he sido reconocido, no han tenido lugar mis órdenes para verificarlo.
El desorden en estos Pueblos ha sido general y éste se aumentó en la acción de Soriano que comandó el señor Soler en dicho Pueblo ha sido tan desmedido el saqueo por nuestras tropas que varias familias han quedado enteramente desnudas; por lo que he dispuesto mandar una Partida para que se imponga del lugar en que pueden estar parte de los efectos saqueados, para devolverlos a sus dueños correspondientes. También he determinado, que los Alcaldes hagan inventario de los efectos correspondientes a los que se han remitido presos a disposición de la Excelentísima Junta y que me pasen un ejemplar, quedando a su cargo el responder de dichos bienes a su debido tiempo.
Siendo mi principal objeto el propender con mi influjo a la total expulsión de los tiranos de la Patria, no perderé tiempo en tomar las providencias que considere más útiles al efecto. Estoy disponiendo el acopio de caballos necesarios, para determinar la aproximación de varias partidas, que para distintos puntos pienso dirigir; para esto espero algunas gentes que se han de reunir a esta División e igualmente la respuesta de algunos que me interesa, a fin de acabar con el coloso opresor de Montevideo. Dirijo a usted la adjunta Proclama que con fecha de hoy he dispuesto circular, para cimentar la unión que en cierto modo estaba expuesta e igualmente la que usted me remite: quedando de mi cuidado no perdonar resorte conducente al mejor y confraternidad de todos.
Dios guarde a usted muchos años.
Campamento de Mercedes. 11 de Abril de 1811. José Artigas.


Biblioteca Artiguista


*Aclaración: Se respetó la ortografía de la fuente documental.
 

En Mercedes, Artigas emitió una Proclama al Ejército de la Banda Oriental. Esta fue publicada en la Gazeta de Buenos Aires el jueves 8 de mayo de 1811:

 
Leales y esforzados compatriotas de la Banda Oriental del Río de la Plata: vuestro heroyco entusiasmado patriotismo ocupa el primar lugar en las elevadas atenciones de la Excma. Junta de Buenos Ayres, que tan dignamente nos regenta.
Esta, movida del alto concepto de vuestra felicidad, os dirige todos los auxilios necesarios para perfeccionar la grande obra que habéis empezado: y que continuando con la heroycidad, que es análoga a vuestros honrados sentimientos, exterminéis a esos genios díscolos opresores do nuestro suelo, y refractarios de los derechos de vuestra respetable sociedad. Dineros, municiones, y tres mil patriotas aguerridos son los primeros socorros con que la Excelentísima Junta os da una prueba nada equívoca del interés que torna en vuestra prosperidad: esto lo tenéis a la vista, desmintiendo las fabulosas expresiones con que os habla el fatuo Elío, en su proclama de 20 de marzo. Nada más doloroso a su vista, y a la de todos sus facciosos, que el ver marchas (con pasos magestuosos) esta legión de valientes patriotas, que acompañados con vosotros van á disipar sus ambiciosos proyectos: y á sacar a sus hermanos de la opresión en que gimen, bajo la tiranía de su despótico gobierno.
Para conseguir el feliz éxito, y la deseada felicidad a que aspiramos, os recomiendo á nombre de la Excelentísima Junta vuestra protectora, y en el de nuestro amado jefe, una unión fraternal, y ciego obedecimiento á las superiores órdenes de los jefes, que os vienen a preparar laureles inmortales. Unión caros compatriotas, y estad seguros de la victoria. He convocado á todos los patriotas caracterizados de la campaña; y todos, todos se ofrecen con sus personas y bienes, a contribuir a la defensa de nuestra justa causa.
A la empresa compatriotas, que el triunfo es nuestro: vencer ó morir sea nuestra cifra; y tiemblen, tiemblen esos tiranos de haber excitado vuestro enojo, sin advertir que los americanos del sud, están dispuestos a defender su patria; y a morir antes con honor, que vivir con ignominia en afrentoso cautiverio.

Cuartel General de Mercedes. 11 de abril de 1811.
José Artigas.

Biblioteca Artiguista


*Aclaración: Se respetó la ortografía de la fuente documental.

 

Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires - Dirección de Producción de Contenidos